Susana González: “Debemos fomentar las vocaciones femeninas, aportamos un punto de vista original y diferente a la resolución de problemas de la vida diaria”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Susana González Martínez, presidenta de la Comisión de Enseñanza de la Ingeniería Industrial del Colegio.

Susana González Martínez - Profesionales COIIM - Web

Puede ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

Susana González Martínez es ingeniero industrial por la ETS de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid y MBA por Cesadi. Colegiada en el COIIM prácticamente desde que terminó sus estudios ha trabajado como ingeniero de Proyecto para Jacobs Sereland y como supervisora de Ingeniería y Mantenimiento en Liconsa. Actualmente es coordinadora de Flujo de Materiales en John Deere Ibérica.

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Al empezar a trabajar en una ingeniería, cuando acabé la carrera, me animaron a colegiarme para poder firmar proyectos. Ese mismo año se adelantaron las elecciones para la renovación de la mitad de la Junta de Gobierno, que incluían la figura del decano.

A estas elecciones se presentaba Manuel Acero a quien conocía desde mi etapa en la Escuela, pues habíamos colaborado en la Junior Empresa de la misma que promocionaba la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM). Manuel Acero me solicitó entrar a formar parte como vocal de su candidatura, que salió elegida en el año 2000. Tras finalizar los cuatro años de mandato, dejé paso a otros compañeros aunque he seguido vinculada a la actividad colegial mediante la participación en diversas comisiones.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

La ingeniería industrial ayuda desde muchos frentes. Algunos muy básicos, como el aseguramiento del suministro de agua, energía o gas, y otros más tecnológicos como el desarrollo de sistemas de comunicación o trazabilidad en las industrias; entre medias, tenemos mantenimiento de factorías, mejora de medios de transporte, gestión de almacenes, mejora de la cadena de suministro, optimización de la logística y de los sistemas de producción, aseguramiento de la calidad, diseño de productos, técnicas de protección del medioambiente, prevención de riesgos, etcétera. La verdad es que no se me ocurre un campo en el que la ingeniería industrial no sea útil a la sociedad.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

El Colegio es un nexo de encuentro, defiende al ingeniero de manera particular y la ingeniería industrial en general. Pero, más allá de la parte administrativa o legal, el COIIM es un foro de encuentro, un punto de contacto en el que compartir experiencia, encontrar mentores, aprender de otros, poner en valor el trabajo de los ingenieros, etcétera. Lo más importante es que el Colegio sea lo que los colegiados quieran que sea, porque el Colegio es la casa de los ingenieros.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

Como vocal de la Junta de Gobierno, participo en las decisiones de carácter económico y estratégicas de la misma. Como presidenta de la Comisión de Enseñanza de la Ingeniería Industrial mi labor es ser la voz del Colegio para las escuelas de ingeniería industrial del territorio, indicando las preocupaciones profesionales que puedan tener solución con un aporte académico desde las escuelas, y comunicar la visión de las Escuelas para mejorar la formación de los ingenieros industriales. También ayudamos en la elaboración de nuevos planes de estudio, para que puedan obtener las mejores certificaciones que muestran el gran hacer de nuestras escuelas, como el sello Eur-Ace.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

Creo que estamos en la buena senda de visibilizar todo lo que se hace desde el Colegio, para que los colegiados lo puedan sentir más cercano y conozcan todos los servicios que ofrece.

¿Qué retos asume el Colegio para este 2019?

La colaboración con la Asociación en la preparación de Cibitec19, que se celebrará a primeros de mayo, es el reto que tenemos más cercano. En un nivel más estratégico, la situación de incertidumbre política debida a las próximas elecciones nos supone un reto para poder avanzar en la valoración de la ingeniería industrial por parte de la sociedad.

Como objetivo a medio y largo plazo, está el fomento de las vocaciones por la ingeniería industrial, especialmente las femeninas, que aportan un punto de vista original y diferente a la resolución de problemas de la vida diaria.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

Creo que los colegiados que conocen la labor del Colegio están satisfechos con los servicios que ofrece, nuestro reto es ser capaces de que este conocimiento llegue a más colegiados.