Manuel Manso: “En ausencia de colegios profesionales la sociedad no tiene garantías de que los proyectos cumplan con las normativas”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Manuel Manso, tesorero del Colegio. Puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

Manuel Manso - Tesorero COIIM

Manuel Manso Burgos es ingeniero industrial y MBA. Su amplia experiencia profesional le ha llevado a ocupar puestos de responsabilidad en compañías como Siemens, Accenture, Alcaltel, Sanmina o la Universidad Europea de Madrid. Actualmente es asesor en aspectos de operaciones en empresas industriales y experto en verificación y acreditación de titulaciones universitarias en el ámbito de la ingeniería. En el Colegio, además de tesorero, es vocal de la Comisión de Enseñanza.

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Me colegié en Valladolid nada más acabar la carrera, tras mi traslado a Madrid mantuve la colegiación y hace unos 9 años aproximadamente comencé una relación más estrecha con el COIIM tras mi incorporación como responsable de las titulaciones de Ingeniería Técnica Industrial y de Ingeniería Industrial en una universidad privada, vinculación que mantuve a pesar de dedicarme en la actualidad a la consultoría de operaciones industriales. A partir de ahí, comisión de enseñanza, elecciones a la Junta de Gobierno, vocalía en la misma, interventor y ahora tesorero.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

La ingeniería industrial es la titulación tecnológica más generalista que existe y, como tal, su ejercicio se plasma en la elaboración de proyectos que resuelven todo tipo de problemas, tanto cotidianos como complejos. Así ha sido y así seguirá siendo, incorporando las nuevas tecnologías a la solución de los problemas que presente la sociedad y que estas tecnologías puedan ayudar a resolver.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

El Colegio tiene encomendada, entre otras, la misión de defensa de la profesión. Pero esta defensa no implica ni inmovilismo ni corporativismo mal entendido. Esta defensa tiene que garantizar que la función de resolver los problemas de la sociedad mediante elaboración de soluciones tecnológicas sigue siendo válida a pesar de los cambios de paradigma que vislumbramos en estos momentos y que algunos ya están aquí para quedarse, como la industria conectada. El Colegio tiene que impulsar las actividades y reformas necesarias para mantener esa relación entre ingeniería industrial y sociedad en todo momento.

Pero además, el Colegio defiende a la sociedad garantizando, mediante el visado, que quien firma un proyecto es realmente un titulado con atribuciones profesionales para ello y que el proyecto contiene todo aquello que debe contener. Esto es de especial relevancia teniendo en cuenta los “vientos liberalizadores” que nos amenazan, según los cuales cualquier “técnico competente” podrá firmar cualquier proyecto, con el riesgo asociado de que el intrusismo que esta medida conlleve además riesgos importantes de seguridad. El Colegio garantiza que esos “técnicos competentes” son ingenieros industriales y tienen por tanto atribuciones para ello.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

El Colegio, por su naturaleza, tiene unos ingresos y unos gastos de una cierta complejidad. La elaboración de presupuestos, control económico y financiero y tesorería, consecuencia de la implantación de los proyectos y actividades del COIIM, se llevan a cabo por el equipo económico del colegio, formado, además de por los empleados que llevan directamente este control, por el interventor y por el tesorero. El interventor se centra más en la parte de presupuesto y control del mismo, el tesorero, mi función en la actualidad, en la parte de gestión de cobros, pagos y tesorería. Pero insisto, es un equipo en el que además los empleados tienen un papel imprescindible.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

Tenemos que continuar la apertura a la sociedad que ya hemos lanzado estos últimos años. El Colegio tiene que ser un referente en todo aquello que implique la tecnología en el ámbito industrial y así nos tiene que percibir la sociedad, desde los medios pasando por las universidades y llegando a las empresas. Tenemos que potenciar aun más el enorme trabajo desarrollado, por ejemplo, por las comisiones técnicas del COIIM, auténtico “brazo armado” del Colegio.

¿Qué retos asume el Colegio para los próximos meses?

Uno claro. Implantar con éxito las acciones que se definieron en el grupo de trabajo de Navacerrada, acciones que se han comunicado a todos los colegiados. Va a exigir esfuerzo, pero los resultados llegarán en forma de ese incremento de la simbiosis entre el Colegio y la sociedad.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

Buena. Y no sólo es sensación. Vemos que hay más colegiados que se acercan a colaborar, que “se creen” que los proyectos de mejora del COIIM que tenemos en marcha tienen sentido y que, por tanto, quieren colaborar en ellos.