Juan Layda: “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, apoyados en la ingeniería y la revolución tecnológica y digital, marcan un futuro apasionante”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Juan José Layda, presidente de la Comisión de Medioambiente del Colegio.

Juan Layda - Profesionales COIIM

Juan José Layda Ferrer es ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, diplomado en Gestión de Dirección y en Contabilidad y Análisis Económico Financiero. Nuestro entrevistado cuenta con una trayectoria profesional de más de 40 años en las que ha sido socio director y presidente de varias compañías de consultoría y servicios. Además, fue diputado de la Comunidad de Madrid durante 12 años, participó en la creación del Plan Urgente de Reindustrialización de Madrid y en el Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE). Actualmente es vicepresidente de Ingeniería y Desarrollo Sostenible del Instituto de Ingeniería de España y presidente de la Comisión de Medioambiente del Colegio.

Puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Mi vinculación comienza el 1974 recién terminada la carrera, época en la que firmé varios proyectos técnicos. En 2005 el entonces decano Manuel Acero me encarga poner en marcha la Comisión de Medioambiente del COIIM, que presido desde entonces, durante el mandato de cuatro decanos sucesivos.

En este tiempo he sido también vocal y tesorero de la Junta Directiva de la Asociación, elegido en 2006 y 2010, y he trabajado con el COIIM hasta 2017 interviniendo en la definición su Plan Estratégico. Además, he desarrollado durante 10 años relaciones institucionales del Colegio con universidades y Administraciones Públicas.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

La ingeniería industrial puede definirse como “la actividad técnica que facilita la vida cotidiana de los ciudadanos”. Fabricar los bienes de consumo duraderos (cocinas, mobiliario, electrodomésticos, etc.), los suministros imprescindibles en la actualidad (energía, gas, electricidad, agua o combustibles), los productos químicos que utilizamos en nuestra casa, así como ropa o vehículos individuales y colectivos. En fin, los artículos de nuestra vida corriente sin los que no es concebible nuestra vida actual.

El desafío ahora es seguir produciendo todo ello con el máximo respeto al medio ambiente, llevar a cabo un desarrollo sostenible, donde se prevengan daños irreparables para el planeta y la sociedad, introduciendo las nuevas tecnologías de la economía digital e implementando todo esto que hoy es una auténtica revolución tecnológica. Los objetivos de desarrollo sostenible apoyados en la ingeniería y la revolución tecnológica y digital. Un futuro apasionante.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

Al ingeniero industrial, con el respaldo en servicios que son imprescindibles para nosotros, como los seguros de cobertura de riesgos profesionales, cursos de perfeccionamiento y actualización, y en la defensa de la profesión.

Pero el Colegio es también punto de encuentro donde debatir, compartir y poner en valor nuestros conocimientos y experiencias.

A ello contribuyen nuestras comisiones técnicas, nuestra revista TESLA y nuestros canales de comunicación que trasmiten análisis de situaciones y posición técnica y profesional en los avatares de la propia sociedad. Es una importantísima aportación.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

Como presidente de la Comisión de Medio Ambiente, y bajo las directrices de la Junta de Gobierno, trato de facilitar la participación de nuestros vocales en los congresos y foros tecnológicos profesionales donde los ingenieros industriales debemos estar y aportar nuestros conocimientos y experiencias.

Puntos importantes son nuestras jornadas técnicas, la elaboración de posiciones técnicas y su contraste con otros profesionales y grupos de trabajo en temas de interés y actualidad como son las nuevas normas y leyes, los Objetivos de Desarrollo sostenible, las Agendas 2030 y 2050 o las tendencias y evolución de las tecnologías que nos afectan como ciudadanos y profesionales.

Procuramos estar presentes y ser oídos donde se debaten cuestiones sobre economía circular, contaminación, emisiones, residuos, tecnologías y mercados emergentes o colaboración público privada, entre otros.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

Estamos en el buen camino, pero nunca debemos dejar de buscar cómo mejorar y transmitir a nuestros colegiados los servicios ya disponibles y las formas de colaborar para encontrar nuevas oportunidades de mejora.

¿Qué retos asume el Colegio próximamente ?

Internamente estamos incrementando fuertemente la colaboración y complementariedad de Colegio y Asociación.

Por otro lado, la actual situación política y social hace muy importante poner en valor nuestras opiniones y aportaciones fiables en temas técnicos relacionados con la evolución de la ingeniería, el cambio climático y transición energética, las Agendas 2030 y 2050, la industria conectada 4.0, la inteligencia artificial o la digitalización de la sociedad. Todo ello son puntos donde debemos estar presentes y muy activos.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

Creo que se está avanzando muy positivamente en el conocimiento y participación de los colegiados en nuestros servicios y actividades, que se incrementan en campos antes desconocidos.

Pero debemos seguir trabajando en una mayor incorporación de ingenieros industriales desde la universidad, sectores poco representados, empresas y nuevos campos de conocimiento.