Javier Fierro: “El Colegio es nuestra casa, nuestro punto de reunión y apoyo en nuestras necesidades como ingenieros y como personas”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Javier Fierro, interventor del Colegio. Puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

Javier Fierro, interventor del Colegio

Javier Fierro Carvajal es ingeniero industrial por la ETS de Ingenieros Industriales de la UPM y máster en Organización de Empresas por la Universidad italiana de Padua. Tras una intensa vida profesional, ocupa en la actualidad el cargo de interventor en la Junta de Gobierno del COIIM. Además, es vicepresidente de la Comisión de Actividades Culturales (AIIM-COIIM), miembro de la Comisión Permanente y de la Comisión Financiera (COIIM), y vocal de la Junta Directiva (AIIM).

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Al terminar el último examen del último curso de la carrera, y obtenido el certificado de haberla cursado, procedí inmediatamente a colegiarme. Para mí ha sido la culminación de mi carrera y de mi vocación. La mantuve siempre, incluso durante los cerca de 10 años divididos en varias etapas que viví fuera de España por trabajo.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

La ingeniería industrial, al contrario de otras ingenierías que se refieren a aspectos más especializados, puede ayudar a la sociedad en prácticamente todos los aspectos de la etapa industrializada en la que vivimos.

Siempre decimos que los ingenieros industriales servimos para todo, podemos aplicar nuestros conocimientos en ámbitos como la industria transformadora, la economía empresarial, el control de la gestión, las finanzas o la comercialización, entre otros. Debido a nuestra amplia formación y espíritu racionalista que nos ha dado nuestra carrera.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

Para sus colegiados es vehículo imprescindible de formación continua y apoyo en sus necesidades tanto técnicas como de índole humanística, mediante visado de proyectos, cursos (técnicos o culturales), seguros de apoyo en sus trabajos, bolsas de trabajo, actividades culturales y recreativas, etc. Además de apoyo en nuestras relaciones con las Administraciones. El Colegio es nuestra casa, nuestro punto de reunión, de intercomunicación y apoyo en todas nuestras necesidades como ingenieros y como personas.

Para la sociedad, proporcionando una seguridad de que los profesionales que trabajan en los aspectos técnicos o económicos de nuestra vida moderna están respaldados por una organización que puede dar fe de sus conocimientos, capacidades, aptitudes y adecuación de sus trabajos a las legislaciones existentes.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

El interventor tiene como misión concreta, dentro de la Junta de Gobierno que es el órgano que dirige y administra el Colegio, la dirección y supervisión de la confección de los estados financieros, la presentación de los presupuestos y de las cuentas anuales, así como el mantenimiento al día del inventario de los bienes del Colegio.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

En lo que ya se está haciendo con gran eficacia en el momento presente: mejorar la comunicación a todos los niveles, para que los colegiados nos sientan como quien les representa y les ayuda, y la sociedad nos vea como una garantía de que la profesión se ajusta a lo que las leyes, los procesos industriales y todo lo relacionado con la sociedad industrial en que vivimos está a la altura de sus requerimientos.

¿Qué retos asume el Colegio para los próximos meses?

Lo expuesto en el tema de mejora de la comunicación. Hay que conseguir que se sienta como algo suyo, que nos conozca, nos use y vea lo que le podemos ayudar.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

La gran mayoría no tiene una opinión negativa, pero consideran que “no lo usan” y esto les lleva a no participar, quizá por desconocimiento de lo que aquí se hace.