Inés Gallego: “La ingeniería industrial es la columna vertebral del desarrollo mundial”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Inés Gallego, vicepresidenta de la Comisión de Calidad y vocal de la Comisión de Energía y del Comité Deontológico.

Puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

Inés Gallego

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Mi vinculación fue tardía y soy un mal ejemplo al respecto. Yo estudié en Bilbao, donde comencé mi carrera profesional. Había estado colegiada el primer año, pero luego no lo consolidé. Al venir a Madrid y comenzar un nuevo reto en el ámbito de la energía nuclear nunca sentí la necesidad de colegiarme.

Sin embargo, cuando me nombraron directora de calidad, comencé a indagar donde habría profesionales que me pudieran ayudar en mi nueva etapa y así encontré a excelentes profesionales en la comisión de calidad de este colegio, que no solo me ayudaron, sino que me convencieron para que me apuntara como vocal a esa comisión. Para ello había que estar colegiado, y así me colegié.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

La ingeniería nació y se desarrolló con el objetivo de facilitar la vida a las personas. Todo el progreso humano viene de la mano de la ingeniería industrial, junto a otras ingenierías, especialmente desarrollando, coordinando y organizando iniciativas y proyectos que han conseguido elevar el nivel y la calidad de vida de las personas.

La mejora la encontremos miremos donde miremos. No solo en el ámbito industrial, sino en campos como la sanidad o la educación. ¡Hasta en la cocina! La innovación y las mejoras vienen siempre acompañadas de herramientas, servicios o procesos que han desarrollado profesionales de la ingeniería industrial.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

Decimos siempre que el Colegio tiene que ser un referente y mi propia experiencia dice que, sin duda, los es. Tenemos que seguir formándonos, para que este papel no se pierda ni se diluya. Además, deberíamos tener un rol más activo en cuanto a comunicación y divulgación de temas técnicos.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

En la Comisión de Calidad soy la vicepresidenta. Se trata de un comité de grandes expertos en un campo que ahora mismo no está en primera línea. Por ello, sin dejar de formarnos en el estado del arte, debatimos permanente sobre el futuro que le depara a la calidad en un mundo que exige productos y servicios con cambios de requisitos rápidos y continuos.  

La Comisión de Energía analiza un área de plena actualidad que el cambio climático ha puesto en boca de todos. La innovación y las mejoras en energías renovables van a cambiar de manera drástica la forma de generar, distribuir y hasta consumir la energía. En este campo hay que estar en la vanguardia para poder ser un referente.

La Comité Deontológico es la gran desconocida, al no ser una comisión técnica del colegio. Este grupo trata de analizar e informar sobre las actuaciones de los colegiados ante una queja expuesta por un tercero. Creo que es una pieza clave para que la sociedad entienda que el Colegio está al servicio de todos y no sólo de los colegiados. Creo que además este comité debe verse como una garantía para los colegiados, que deben sentirse protegidos, puesto que si sus actuaciones son correctas, el colegio les respaldará. Todos estos procesos se realizan con una trasparencia y una ética admirable.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

Aunque creo que el trabajo que se hace es muy bueno, quizás se podría estudiar más a fondo la posibilidad de establecer alianzas permanentes dinámicas, tanto con otros colegios de ingenieros industriales como con otras ingenierías.

¿Qué retos asume el Colegio para los próximos meses?

En septiembre del pasado año tuve el privilegio de asistir a las jornadas de reflexión donde se discutió el presente y el futuro del colegio. Se estableció una hoja de ruta donde se priorizaron, entre otras medidas, acciones para modernizar la imagen del colegio. En ello se está trabajando. Creo que estamos en manos de un excelente equipo directivo que escucha, analiza y decide y veo con optimismo el futuro a corto y medio plazo.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

Creo que los colegiados en general están satisfechos con la labor del colegio. El reto lo tenemos en todos aquellos ingenieros industriales que no están colegiados y no ven ningún motivo para hacerlo. Y lo digo por experiencia.