David Valle, director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, en el XXXII Almuerzo de la Ingeniería

El director general defendió la sostenibilidad como un valor empresarial y anunció que la Comunidad de Madrid apuesta por un modelo de industria sostenible

David Valle, director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid

El director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, David Valle, ha protagonizado el XXXII Almuerzo de la Ingeniería Industrial organizado por la Asociación y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid que se celebró ayer en el Club Financiero Génova.

El director general ha señalado que la Administración debe ser un actor que “catalice e impulse el movimiento de las empresas para conseguir una sociedad y una economía cada vez más sostenibles”. La Ley de Sostenibilidad Energética, un ejemplo de ese papel, está diseñada para favorecer el acceso a las industrias existentes a una energía con menor coste que permita ofrecer precios más competitivos. Del mismo modo, ha señalado que la Comunidad de Madrid potenciará industrias de generación de equipos y de soluciones sostenibles.

En relación al autoconsumo, David Valle ha apuntado que desde la Administración también se favorecerá este modo de producción de energía eléctrica en más ámbitos que el residencial y el industrial, extendiendo estas ayudas a comercios y servicios. Además, ha indicado que apostarán por la inclusión de todo tipo de tecnologías renovables como eólica, geotérmica, solar térmica o fotovoltaica.

“A las empresas les interesa la sostenibilidad”, ha afirmado el director general a los asistentes al acto, presentado por Francisco Cal, presidente de la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid. Para el ponente, ese interés empresarial por la sostenibilidad no es solo por una cuestión de ética empresarial o de responsabilidad social corporativa, sino porque “ser sostenibles es rentable”. “El autoconsumo fotovoltaico, una inversión que puede amortizarse en un plazo de cinco a siete años, permite volcar excedentes a la red y aporta independencia energética del resto de la red”, ha señalado como ejemplo.

Durante su intervención, ha apostado por un modelo económico que dependa más de la tecnología y del desarrollo humano que de materias primas externas, ya que dota de estabilidad al sistema. “España gasta unos 28.000 millones de euros al año en petróleo, equivalente al precio de 90 hospitales similares al Hospital Universitario de Burgos”, ha indicado.

Aprovechar las oportunidades que ofrecen ámbitos como la eficiencia energética o la movilidad serán claves para el futuro de la región y del país. Valle ha señalado que España ha demostrado su capacidad para generar tecnología puntera a nivel mundial y defiende soluciones basadas en el principio de neutralidad tecnológica. “No hay que demonizar ninguna tecnología. Debemos favorecer aquellas que sean capaces de conseguir resultados de mejora de la eficiencia, de la calidad del aire o de un mejor uso de los recursos”, refiriéndose a las distintas alternativas que presenta el sector de la movilidad.