Sentencia de la Audiencia Nacional de 31 de octubre de 2018 sobre la competencia de los ingenieros industriales para la realización de informes de evaluación de edificios (IEE)


COIIM

Nueva Sentencia de la AN en la se refuerzan los argumentos contenidos en su anterior Sentencia de 10/9/18 – véase noticias jurídicas COIIM de 23/10/18- y por la que se estima el Recurso Contencioso-Administrativo núm.5/2017, promovido por el Abogado del Estado en defensa y en representación de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia contra dos resoluciones del Ayuntamiento de Bilbao y en las que se había denegado admisión de las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITES) suscritas por ingenieros industriales. 

En este sentido y por lo que aquí interesa, la Sentencia expone que, “Tras la anulación del  artículo 30 del texto refundido de la ley del suelo y rehabilitación urbana y su disposición final Primera, no existe norma legal del Estado que establezca las profesiones que puedan realizar ITES o regula las cualificaciones que deban tener éstos para la realización de las ITES. Por ello, no existe reserva legal de actividad a favor e ninguna profesión para realizar ITES./Ahora bien, la anulación de ese precepto no significa que quede sin cobertura normativa la pretensión actora, pues las ITES constituyen un servicio sometido a la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el Libre Acceso a las Actividades de Servicio y su Ejercicio, en virtud de la cual el establecimiento de reservas de actividad debe justificarse en razones imperiosas de interés general, ser proporcional y no discriminatorio./(…).” 

Ahora bien, “(…) el Ayuntamiento de Bilbao no invoca razón alguna que justifique la restricción  a los ingenieros industriales para la elaboración de los ITEs y aunque se entendiera que pudiera concurrir alguna razón imperiosa de interés general que la amparase ha de tenerse en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Supremo que refiere la determinación del técnico competente en función del proyecto concreto de que se trate y el nivel de conocimientos correspondiente a cada profesión sin atribuciones generales a titulaciones específicas. Es decir, la competencia en cada caso concreto deberá determinarse, además de por el contenido de las disciplinas cursadas en cada titulación, en función de la naturaleza y entidad del proyecto del que se trate.

Y es por ello por lo que “es necesaria la revisión de la actividad de emisión de informes de  Evaluación de Edificios conforme a los principios de necesidad y proporcionalidad contenidos en el artículo de la LGUM./(…)/Por tanto, esa reserva de actividad que supuestamente atribuye la LOE en éste ámbito a arquitectos y arquitectos técnicos no es tal pues los ITEs no tienen la naturaleza de proyectos de obras ni de dirección de obras, ni de dirección de ejecución de obras y una cosa es la exigencia de la titulación necesaria para realizar un proyecto de edificación o dirección de obra de un edificio según su uso como distingue la LOE y otra que esa misma titulación sea la requerida para realizar el informe técnico del estado de un edificio ya construido. (…).”

En este sentido hay que atender a “las conclusiones de la Recomendación de 8 de junio de  2016, (…) la Autoridad Vasca de la Competencia indica que: /“Primera.- La reserva de actividad a favor de los arquitectos y arquitectos técnicos para llevar a cabo las ITEs carece de base legal y de justificación en cuestiones de capacidad o seguridad. Además, supone limitar la prestación del servicio a una parte reducida del conjunto de profesionales competentes para ello./Segunda.- Esta limitación supone una restricción a la competencia efectiva en el mercado que ocasiona una pérdida de bienestar para los consumidores./Tercera.- Los Ayuntamientos de Euskadi deben aceptar las ITES por todos los profesionales capacitados para ello y, en concreto, las realizadas por ingenieros o ingenieros técnicos. Por ello deben tramitar las licencias de obras subsiguientes a las mismas./ Cuarta.- El Departamento competente en materia de vivienda del Gobierno Vasco debe aceptar la realización de ITEs por todos los profesionales con capacidad técnica suficiente para realizarlas. Por ello, debe proceder a la inscripción de ingeniaros e ingenieros técnicos en el Registro de Inspección técnica de Edificios de Euskadi, abstenerse de realizar cualquier publicidad que limite la posibilidad de realizar estos servicios a algunos de los profesionales capacitados para ello y modificar la ya existente”. (…)./ Entendemos por ello, que no se justifican las razones invocadas por el Ayuntamiento pues no se advierte la existencia de una reserva legal a favor de arquitectos y arquitectos técnicos en la LOE para redactar los ITES y paralelamente, tampoco ha acreditado el Ayuntamiento de Bilbao, en virtud de los principios de necesidad y proporcionalidad que concurrieran razones de orden público, de salud pública de protección del medio ambiente que justificasen tal reserva de actividad a aquellas titulaciones concretas, con exclusión de las demás, en lugar de optar por la vinculación a la capacitación técnica del profesional en cuestión.” 

             Esta asesoría jurídica queda a su disposición para cualquier aclaración.

Para ver la resolución haga click aquí.