España acogerá finalmente la Cumbre del Clima (COP25)

Madrid será la sede de la COP25 que contará con la participación de 25.000 personas de 200 países diferentes.

España acogerá finalmente la Cumbre del Clima (COP25)

El Comité de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) ha confirmado que la Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, conocida como COP25, se realizará definitivamente en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019 en el recinto ferial Ifema.

Estaba previsto que el encuentro se celebrara en Santiago de Chile, pero las protestas que tienen al estado latinoamericano sumergido en su mayor crisis política desde hace décadas provocaron que Sebastián Piñera, presidente de Chile, anunciara que su país no se encontraba en condiciones de acoger el encuentro. Tras el anuncio, el Gobierno de España ofreció Madrid como sede de la cumbre, que fue confirmada por las Naciones Unidas tras un acuerdo de todas las partes.

El presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, apuntó en sus redes sociales tras el anuncio que “trabajamos desde ya para garantizar el desarrollo de la COP25. Nuestro Gobierno mantiene su firme compromiso por un progreso duradero y una transición ecológica justa”.

De este modo, España acogerá por primera vez en su historia la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas. Este tipo de reuniones, que se celebran con una periodicidad habitualmente anual desde 1995, se suelen organizar con un año de antelación. En este caso, Madrid contará con apenas un mes para la preparación de esta cumbre internacional de primer nivel que atraerá a más de 25.000 personas de unos 200 países diferentes.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha mostrado su satisfacción al poder contribuir al gran esfuerzo global que supone la lucha contra el cambio climático y ha subrayado que “estamos trabajando ya codo con codo con el equipo chileno para que esta cumbre se desarrolle con total normalidad a pesar de los desafíos que representa”.

Chile mantendrá la presidencia del encuentro, por lo que será la responsable de coordinar las negociaciones de los delegados de los casi 200 países que acudirán a la conferencia. La COP25 debe servir para que los países terminen de cerrar el reglamento de desarrollo del Acuerdo de París contra el calentamiento, que debería comenzar a aplicarse durante la próxima década. Además, se espera que se incremente el número de países que se comprometan a elevar sus planes de recortes de emisiones de efecto invernadero que, hasta ahora, no son suficientes para que el calentamiento global quede dentro de unos límites aceptables.

Estas cumbres sirven, además, como punto de encuentro y de presentación de los últimos informes climáticos de expertos, empresas, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales. Una oportunidad única para que España se sitúe a la cabeza de este movimiento.