Francisco José Merino: “La ingeniería industrial aporta mucho a la calidad de vida”

En esta nueva entrega de la sección “Los profesionales de tu Colegio”, un espacio de pequeñas entrevistas que te permitirán conocer a las personas que forman parte del equipo de trabajo del Colegio, conocemos a Francisco José Merino, vocal de la Junta de Gobierno.

Puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace.

Francisco José Merino, vocal de la Junta de Gobierno del Colegio

¿Cómo y cuándo comienza tu vinculación con el Colegio?

Al entregar el proyecto fin de carrera, lo primero que se hacía era ir al Colegio, que estaba en la carrera de San Jerónimo, a apuntarse. Parecía que sin estar colegiado no era uno ingeniero del todo.

¿Cómo cree que puede ayudar la ingeniería industrial a la sociedad?

Quizás sería más sencillo y breve responder a lo contario, es decir ¿en que NO ayuda la ingeniería industrial a la sociedad? Desde que suena el despertador, nos preparamos el desayuno, nos duchamos con agua caliente, bajamos en ascensor, cogemos nuestro coche, etc. Estamos utilizando y aprovechando multitud de medios puestos al servicio de todos por ingenieros, creo que la ingeniería industrial aporta mucho a la calidad de vida.

¿Cómo puede ayudar el Colegio al ingeniero industrial y a la sociedad?

El Colegio es un inmenso contenedor de experiencia, conocimientos y saber hacer, que está en sus colegiados y al servicio de estos. Y muy especialmente al servicio de nuestros colegas más jóvenes. El problema radica que quizás esto apenas se conozca y además no sepamos transmitirlo, y aquí tenemos un gran reto. Además, el Colegio tiene que ser una referencia, y un centro de información privilegiado, en la sociedad civil en lo referente a la ingeniería industrial y su incidencia en la vida diaria.

¿En qué consiste su cargo dentro del Colegio?

Desde hace seis años formo parte de la Junta de Gobierno donde aporto mi experiencia en las áreas en que puedo aportar mi experiencia, así he participado activamente en la redacción de los nuevos estatutos, en el Comité de Comunicación, en el Financiero y en la Comisión de Actividades Culturales y Recreativas, y en general en muchos pequeños asuntos para apoyar la misión del COIIM.

¿En qué cree que debería mejorar el trabajo del COIIM?

Pues en que se note más el que estamos muchos trabajando para mejorar la sociedad y la profesionalidad de nuestros compañeros. Debemos seguir con el gran esfuerzo, recientemente iniciado, de comunicar más y mejor. Estamos en la buena vía, pero el entorno nos exige acelerar.

¿Qué retos asume el Colegio para los próximos meses?

Los grandes retos que tenemos van mucho más allá de 2019. Necesitamos consolidar la sostenibilidad financiera del Colegio, desarrollar la hoja de ruta, fruto de una gran operación de reflexión y que compendia gran parte de los objetivos a alcanzar, adecuar nuestra imagen a los tiempos actuales. En 2019 desarrollaremos una parte de este gran reto.

¿Cuál es su sensación con respecto al nivel de satisfacción de los colegiados con la labor del Colegio?

Creo que muchos no saben bien lo que hacemos y que siguen ahí por una cuestión “romántica”. No son conscientes de la importante labor que se desarrolla, para defender los intereses de todos. Y tampoco conocen suficientemente lo que puede aportarles. Aquí la comunicación y “la escucha del cliente” son críticas y realmente queda mucho por hacer, aunque se está trabajando bien en este sentido.

Nada me produce más tristeza que contemplar cuando se producen bajas de colegiados bajo el epígrafe “No utiliza los servicios” o por “jubilación” sin saber lo que mutuamente pueden aportarse colegiado y colegio.