El presidente de Sociedad Civil Catalana analiza la situación de Cataluña con los ingenieros industriales

La marcha de más de 4.000 empresas de Cataluña terminará afectando al tejido productivo catalán y puede tener repercusiones muy negativas sobre el empleo, según se apuntó en el encuentro

El presidente de Sociedad Civil Catalana analiza la situación de Cataluña con los ingenieros industriales

José Rusiñol, presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), ha sido el protagonista del 25º almuerzo organizado por la Asociación de Ingenieros Industriales (AIIM) y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM), en el que han participado Francisco Cal, presidente de la AIIM; César Franco, decano del COIIM, y Galo Gutiérrez, director general de Industria y Pymes y secretario del Colegio.

La presentación del ponente estuvo a cargo de Ignacio Buqueras, presidente de la Fundación Independiente. Miembro fundador de la organización, Rusiñol asumió la presidencia de Sociedad Civil Catalana en julio de 2017, momento en el que reconoce que la situación era cada vez más difícil, porque el movimiento independentistas, que había basado su discurso en la `revolución de las sonrisas´, entendió que se acercaba a su objetivo, y lo transformó en un discurso cada vez más árido y agresivo.

Para Rusiñol, “el problema en Cataluña no es político, es sociológico”, y es consecuencia de las políticas educativas, sociales y clientelares, impulsadas desde hace más de 30 años por los sucesivos gobiernos.

“Nuestro objetivo fundamental es lograr que se constituya un Gobierno constitucionalista”, señaló el presidente de SCC. En ese sentido, es optimista tras el proceso electoral del pasado 21 de diciembre de 2017 en el que los independentistas sólo alcanzaron el 47% de los votos. En su opinión, uno de los factores clave en el avance del proceso es la grave manipulación de los medios de comunicación autonómicos, por ello solicita a todos los responsables políticos una RTVE catalana que brinde información real y solvente, capaz de competir de forma inteligente con TV3 y medios afines.

En el encuentro también participó Manuel Gómez Acosta, vocal de la Junta Directiva de SCC e ingeniero industrial, miembro del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, quien apuntó que existe una instrumentalización por parte de una minoría independentista muy activa, para impulsar el proceso secesionista en muchos de los colegios profesionales de Cataluña al margen de la voluntad de muchos de sus asociados. 

Para Acosta, el independentismo ha frivolizado con las noticias sobre la salida de más de 4.000 empresas de Cataluña. “Primero se han trasladado las sedes sociales, más adelante las sedes fiscales. Posteriormente se producirá la pérdida de los centros de decisión estratégicos y, finalmente, el proceso podría repercutir sobre los centros de producción y afectar a la perdida de inversiones y a posibles deslocalizaciones no solo en Cataluña, sino en el resto de España”.

Para Gómez Acosta, el Gobierno de España no ha sabido transmitir ni explicar las inversiones en infraestructuras que se han ejecutado en Cataluña.

Ver nota de prensa