El Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid entrega sus Menciones Honoríficas

La compañía española Indra ha recibido la Mención Honorífica a la empresa más innovadora, y Juan José Pérez Blanco, director de Gestión del Hospital Universitario La Paz de Madrid, ha sido reconocido como ingeniero industrial del año


Menciones Honoríficas 2018

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM) celebraron este jueves la decimoctava edición de la entrega de sus Menciones Honoríficas, en un acto en el Hotel Villa Magna de Madrid, que reunió a 300 profesionales del sector.

La entrega de premios, presentada por la periodista Ana Samboal, se inició con las palabras de César Franco, decano del COIIM, destacando que la industria tuvo signos de una clara recuperación durante el pasado año 2017, registrando incrementos en los principales indicadores como las ventas de la industria manufacturera –en un 8%- y una reducción de la tasa de desempleo del 8 % durante los últimos 12 meses. Por otro lado, el decano aseguró que “estudiar ingeniería es, hoy en día, sinónimo de encontrar empleo” ya que, según informes recientes, actualmente hay 10.000 puestos de trabajo sin cubrir en el sector tecnológico de nuestro país. 

La primera Mención Honorífica de la noche reconocía a Indra como la empresa más innovadora. Fernando Abril-Martorell, presidente de la compañía española, recibió el premio de manos de María Teresa Gómez Condado, directora general de AMETIC. Abril-Martorell apuntó que “todo este esfuerzo de inversión en innovación no es una opción para Indra, es una necesidad estratégica para competir y subsistir en un mercado en continuo cambio”. En esta línea, explicó que la compañía ha definido en su plan estratégico 2018-2020 doblar las inversiones para que la innovación continúe siendo uno de sus ejes estratégicos. La compañía española ha dedicado más de 1.000 millones de euros a I+D+i en los últimos 6 años. 

A continuación, Juan José Pérez Blanco, director de Gestión del Hospital Universitario La Paz de Madrid, recogió la Mención Honorífica al ingeniero industrial del año que fue entregada por Rafael Pérez Santamarina, director gerente del centro hospitalario. El premiado agradeció, de manera emocionada, la Mención, calificándola como un espaldarazo por parte del Colegio al ambicioso proyecto de remodelación del hospital madrileño, que debe convertirse, según sus palabras, en un “motor económico y de innovación”. Además, en su discurso puso en valor la figura del ingeniero industrial en el ámbito hospitalario, apuntando que su rol puede alcanzar ámbitos de la dirección médica como “adaptaciones eficientes de la tecnología en la práctica clínica y la organización de procesos clínicos”. 

La Mención Honorífica a la trayectoria profesional fue concedida a Victoriano Muñoz Cava, fundador y expresidente de Acerinox, y actual presidente de la Fundación Juanelo Turriano, que recibió el premio de manos de Rafael Miranda, actual presidente de Acerinox. El premiado reconoció que “nadie podría evaluar mejor mi trayectoria profesional como vosotros –refiriéndose al Colegio-” y repasó en su discurso los difíciles comienzos de la exitosa compañía española. “He creado, que es lo máximo que un ingeniero como yo podría anhelar, y al dejar Acerinox, pude ver realizados todos mis sueños convertidos en una gran empresa”, concluyó. 

La Fundación Rodolfo Benito Samaniego fue reconocida con la Mención Honorífica a la trayectoria humanística, social y cultural. La presidenta del Patronato de la Fundación, Ana Isabel Hidalgo, presentada por Ignacio Pérez Macías, coordinador de la Fundación, apuntó que esta mención “es un aliento en nuestro camino, que nos permitirá seguir trabajando con la convicción de que podemos crear una sociedad más justa, tolerante y pacífica”. Además, recordó la figura de Rodolfo Benito Samaniego, asesinado en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, asegurando que este reconocimiento por parte de su colegio profesional “hubiera iluminado el rostro de Rodolfo como ingeniero que era”.  

Por último, la nueva categoría de las Menciones Honoríficas que reconoce a la pyme más innovadora en el sector industrial fue para IDEA Ingeniería. José Alberto González-Ruiz, secretario general de CEPYME, entregó el premio a Emilio Sánchez, fundador y CEO de la compañía. El premiado agradeció la iniciativa de esta nueva categoría, destacando que “realizamos proyectos industriales saliéndonos del método convencional”. Para ello, “trabajamos con modelos BIM en combinación con tecnologías de realidad virtual y aumentada, con el objetivo de diseñar proyectos a través de modelos 3D inteligentes que evitan errores posteriores en la fase de construcción”. Actualmente, la compañía cuenta con cerca de 100 trabajadores y una facturación prevista de 6 millones de euros para 2018. 

A continuación, el director general de Industria y Pymes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y secretario del COIIM, Galo Gutiérrez Monzonís, clausuró el acto de entrega de las Menciones Honoríficas. En su intervención destacó que el sector industrial se enfrenta a grandes desafíos originados por la confluencia del acelerado progreso tecnológico y de la profunda transformación del sistema económico hacia una economía “descarbonizada”, circular y más sostenible. En ese sentido, afirmó que “las actuaciones en materia de política industrial deben dirigirse a fortalecer la reindustrialización de la economía y a acometer una exitosa transformación digital”.